lunes, 14 de marzo de 2011

CELO ESPIRÍTUAL DEL PADRE PÍO

“Cuando el Señor me llame, yo le diré: Señor, yo me  quedo aquí, a la puerta del  paraíso, y entraré  cuando haya visto pasar al ultimo de mis hijos espirituales”.
                                                                                                                             (Padre Pío)

¡Que gran celo por las almas! El tendría muchas ganas de contemplar el Rostro de Dios. Pero su amor le llevaba a esperar esta Visión, meta de todo cristiano, para esperar a sus hijos.
Todos tenemos hijos espirituales, no en la medida del Padre Pío. Unos somos ministros de la comunión, catequistas, estamos grupos, tenemos familia, amigos. Muchos nos pone Dios, para ayudarlos espiritualmente.  Una palabra, un consejo y por supuesto la oración. El arma más poderosa.                                                                                            
La respuesta es personal, pero tenemos que orar para que juntos nos salvemos. Que todos estemos un día en el Cielo, en la contemplación del AMOR DE NUESTRA ALMA.

Unidos  en esa cadena de oración.  Dios les bendiga.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...