martes, 6 de noviembre de 2012

Desde lo más profundo a Ti grito señor



Cada oración que hago Dios mío, es el aliento de mi alma, el latir

de mi corazón, el testamento de mi existencia. En ella van mi 

derecho a vivir y mi esperanza de eternidad.

Voy de veras cuando rezo Señor; no se trata de mera costumbre, rutina, necesidad de guardar las apariencias o de dar buen ejemplo;
 no es eso lo que me hace buscar Tu Presencia, no es eso lo que me hace caer de rodillas ante Ti .

Es la necesidad de ser yo misma, en toda la  mi pobreza de mi ser y la grandeza de mi esperanza, la que me lleva a Ti, porque solo ante Ti en oración es como puedo encontrarme a mi misma.

Observa mi interés, Señor comprueba mi ansiedad. Te necesito como el centinela la aurora, como la tierra necesita el sol.

¡Desde lo más profundo a Ti grito Señor!.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...