martes, 30 de diciembre de 2014

SANTA MARÍA MADRE DE DIOS



                                                                
Abrir el año con la solemnidad de la Maternidad divina de María es el mejor principio como es también el mejor colofón. 
                                                                           
Si durante el tiempo de adviento se nos presentaba María como modelo de la Iglesia que espera con la lámpara encendida que venga el Salvador. Ahora en este tiempo de Navidad, María es el modelo en la contemplación del misterio de la encarnación.

¡Es tan grande lo que contemplamos!, ¡Dios que se hace hombre!, ¡son tantas las cosas que podemos descubrir rezando delante del pesebre!, que necesitamos la ayuda de alguien, la guía de alguien. Y María es esta ayuda, es esta guía.

María, desde su sencillez, desde su pequeñez, desde su humildad, contempla el misterio con una mirada profunda que se introduce en el misterio. Nosotros sencillos y pequeños como los pastores nos dejamos ayudar por María a descubrir lo que Dios nos quiere hacer ver y esto nos va haciendo crecer.

Siempre es el mismo dinamismo: contemplamos, recibimos la luz, la gracia de Dios, y cambiamos de vida. Y así vamos creciendo en vida cristiana. Fijaos que todo empieza en el silencio de la plegaria. 

Hay una cosa que la hemos de poner nosotros que María no puede poner: EL SILENCIO…


 Amigos : adelanto esta publicación, porque voy a estar  fuera
Unos días. ¡¡ Feliz  año 2015…!!.QUE SEA MUY SANTO
PARA TODOS NOSOTROS, QUE SEGUIMOS A JESUCRISTO.
Permanecemos  unidos en la oración. Dios les bendiga.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...