domingo, 11 de enero de 2015

DE LA HUMILDAD


Tu ejemplo me convida

Del honor al desprecio y a humillarme;


Por eso yo abatida

Quiero de mí olvidarme.

¡Que así Tu corazón he de ganarme!


Yo encuentro en el retiro

Mi paz, y rica con mi paz me creo;


Porque sólo respiro

Por cumplir Tu deseo,

Y sólo en Ti, mi dicha veo.




Actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso, Dios lo levantó sobre todo” (Filipenses 2, 6-11

20 comentarios:

Cristina A dijo...

¡Cómo llegar a Tí Señor, si no es a través de la humildad!.¡Cómo no sentir tu Amor que desde tu dolor y de tu sangre me levantas a mí de mi dolor y de mi angustia!
¡Cómo no crecer en la esperanza si desde tu carne traspasada dejaste la Verdad imperecedera de la vida en la Eternidad!
¡Creo en Tí, Señor, pero aumenta mi fe y mi humildad!
Gracias Marian por tan hermoso testimonio de fe que brota de un corazón que verdaderamente ama a Dios con toda su alma.
Un fuerte abrazo amiga,
Dios te bendiga.
Cristina

pensamiento dijo...

El humilde conocimiento de ti mismo es un camino más seguro hacia Dios que el camino de la ciencia.

Maruja dijo...

Muy lindo querida tocaya. Que tengas un feliz domingo.

maria cristina dijo...

Marian, que los corazones duros puedan sentir amor, un abrazo!

AMBAR dijo...

Marian, gracias, por estas bellas y profundas letras que hoy nos regalas.
Un abrazo.
Ambar

Rosa dijo...

Sí, solo de nuestro Señor viene la dicha, de su vida, de su palabra, de su ejemplo de humildad...gracias, Señor.

Un beso muy grande, mi querida Marian. ¡¡¡Precioso!!!

Gracias.

Arione Torres dijo...

Oi querida amiga, vim lhe desejar uma semana abençoada, beijos e fique com Deus!!

Mª Jesús Muñoz dijo...

Marian, gracias por dejarnos tu oración y tu testimonio de fe...La humildad de Jesús, su entrega generosa, su silencio y su amor a los hombres...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu buen hacer y tu profundidad, amiga.
M.Jesús

Mª Jesús Muñoz dijo...

Marian, gracias por dejarnos tu oración y tu testimonio de fe...La humildad de Jesús, su entrega generosa, su silencio y su amor a los hombres...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu buen hacer y tu profundidad, amiga.
M.Jesús

Puro y Eterno Amor dijo...

Al Cristo del calvario

En esta tarde, Cristo del Calvario,
vine a rogarte por mi carne enferma;
pero, al verte, mis ojos van y vienen
de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.

¿Cómo quejarme de mis pies cansados,
cuando veo los tuyos destrozados?
¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
cuando las tuyas están llenas de heridas?

¿Cómo explicarte a ti mi soledad,
cuando en la cruz alzado y solo estás?
¿Cómo explicarte que no tengo amor,
cuando tienes rasgado el corazón?

Ahora ya no me acuerdo de nada,
huyeron de mí todas mis dolencias.
El ímpetu del ruego que traía
se me ahoga en la boca pedigüeña.

Y sólo pido no pedirte nada,
estar aquí, junto a tu imagen muerta,
ir aprendiendo que el dolor es sólo
la llave santa de tu santa puerta.

Amén.(Gabriela Mistral)
Te dejo un abracito y mil bendiciones.TQM

pensamiento dijo...

Humildad es recibir la alabanza y pasarla a Dios sin tocarla.

AMALIA dijo...

Muchas gracias siempre por transmitir tantas cosas bellas.

Un beso grande.

mariluz dijo...

La belleza de tus palabras nos hacen recordar día a día el AMOR que Jesucristo nos demostró.
¿Como pagarle?; solo esperemos, con
toda la humildad que su comprensión,
perdone nuestras faltas.
Gracias querida amiga por tu página.
Es un remanso de paz.
Que el Cielo te colme de bendiciones.
Y yo con cariño te mando un gran abrazo.

María Bote dijo...

Qué gran y poderoso ejemplo de humildad nos da Jesús en los momentos más importantes de su vida en la tierra; desde su nacimiento hasta la misma muerte.

Hagámonos humildes siempre, con él y por él.

Un abrazo, amiga. María

Marian dijo...

Arione: no puedo entrar en tu blog, no se que pasa. Un abrazo.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Sólo en la humildad bebemos del agua de la vida.


Un fuerte abrazo.

pensamiento dijo...

Cada uno de nosotros guarda en el corazón el anhelo del amor, la belleza, la vida... Y Jesús es todo esto en plenitud.

Rosa dijo...


Bella y profunda entrada Marian.

Un poema que exalta la grandeza de Dios y nuestra pequeñez.

Rosa

Algodão Tão Doce dijo...

Palavras gentis são um favo de mel, doçura para a alma
e saúde para o corpo.(Pr 16,24)
Obrigada amiga, pela visita atenciosa!
Beijo grande, Marie.

PEPE LASALA dijo...

Precioso Marian. La humildad nos agranda el corazón y nos lleva a Dios. Es lo que Jesús nos enseñó y quiso transmitir. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...