miércoles, 26 de abril de 2017

¡OH AMOR !!



¡Amor!! ¡Ah!, Señor, eso quisiera poseer a

 raudales. Quisiera, Señor, amarte como nadie…

 ansias de Ti. ¿Qué importa mi soledad entre los

 hombres? Bendito Jesús, cuanto más sufra…, más

te amaré. Más feliz seré, cuanto mayor sea mi

 dolor. Mayor será mi consuelo, tanto más carezca

 de él. Cuanto más solo esté, mayor será tu ayuda.

 (Rafael Arnáiz)

                                                                           

10 comentarios:

María dijo...

Qué hermoso Marian! Un gran Santo y hermano San Rafael. Yo también pido al Señor aumente mi AMOR mucho más... :(




Gracias Un abrazo

Roselia Bezerra dijo...

Boa Tarde, querida Marian!
Quanto mais soframos, mais temos a participação na crucificação mas que o Senhor nos dê a Força para aguentar!
Bjm muito fraterno

Felicitas dijo...

Es hermoso, aunque echo de menos la vertiente de amor al prójimo en esta manera de vivir la Fe. No digo que no la tuviera el autor, para nada. Pero creo que en ocasiones nos puede pasar a los que tenemos esa clara tendencia a la vida escondida de oración y contemplación, el olvidar en cierto modo un poco la vertiente horizontal del Amor de Dios.
En fin, no me hagas mucho caso.
Seguro que el santo la vivió de forma excelente.
Un fuerte abrazo

Marian dijo...

Querida Felicitas:

Rafael amaba mucho a sus hermanos,
vivía el amor.Fue proclamado, modelo de la juventud.

El fraile cisterciense Rafael Arnáiz Barón (1911-1938), proclamado santo hoy por el papa Benedicto XVI, está considerado uno de los grandes místicos del siglo XX y un modelo para la juventud.

http://sevilla.abc.es/20091011/sociedad-religion/rafael-arnaiz-modelo-jovenes-200910111225.html

Un fuerte abrazo querida amiga.

Felicitas dijo...

Gracias, Marian. Seguro que sí.
Un abrazo, linda.

AMALIA dijo...

Un fuerte abrazo. Muy bello.

María Bote dijo...

Yo pienso que es indisoluble el amor a Dios con el amor a los hermanos, puesto que el mismo Cristo dijo: lo que hagais por los demás lo haréis conmigo. El Mandamiento Nuevo. No se puede amar a Dios sino amas a tu prójimo, sobre todo al prójimo doliente y necesitado: el hambriento, el sediento, el triste, el enfermo, el solo. Ahí está el señor (él mismo lo dijo)tanto como en el Sagrario.

Un abrazo fraterno. Qué Dios nos bendiga a todos. María

cristina dijo...

Gran Santo , ejemplo de profunda fe ....
Siempre me he preguntado Marian , ¿ por qué sufren tanto los santos? Si Cristo resucitó, está vivo y rezan como si Jesús estuviera padeciendo permanentemente... y más aún como si muriera cada año en semana santa, eso no podemos saberlo y ni siquiera imaginarlo...entiendo que es un recordatorio de su terrible martirio, pero resucitó para siempre ..."por qué lloráis.." les dice a las mujeres que van a su tumba cuando se les aparece...es el gozo de la vida transformada eterna, prometida y ratificada en Pentecoste...
No me hagas caso Marian este "royo" es mío y tendré que olvidar...
Fuerte abrazo

Carmen Estany dijo...

San Rafael Arnáiz era un joven mundano,con carrera universitaria y que gozaba de buena posición social,pero sintió la llamada de Dios y se entrego a El con toda el alma.Sus escritos y oraciones son bellos y profundos.Su corazón rebosante de amor encontraba a Dios en los quehaceres mas humildes.
Su grave enfermedad la asumió con tanta conformidad y paciencia que su testimonio de amor le ha llevado a los altares. Un joven ejemplar.
Pidamos a Dios que los jóvenes de hoy en día encuentren en el un modelo a seguir.
Muchas gracias por traer estos pensamientos tan sublimes.
Un abrazo Marian

Felicitas dijo...

Gracias, Marian, estoy segura de ello.
Un fuerte abrazo pascual y mariano

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...