martes, 25 de diciembre de 2018

¡MADRE MÍA MARÍA!


Madre mía María, condúceme contigo a la gruta de Belén y concédeme abismarme en la contemplación de lo que, por ser tan grande y sublime, es para desentrañarlo en el silencio de esta grande y bella noche.

Tus ternuras conquistan mi corazón y quedo aprisionado por tu amor, Niño celestial. Deja que al contacto con tu fuego, mi alma se derrita por amor, y que tu fuego me consuma, me abrase, me convierta en cenizas aquí a tus pies y permanezca derretido por amor y glorifique tu bondad y tu caridad.

(Padre Pio)

¡FELIZ Y SANTA NAVIDAD.!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...