sábado, 21 de mayo de 2011

HÁGASE EN MÍ SEGÚN TÚ PALABRA.


PALABRA DE DIOS (L c. 1, 26 – 38)
¡Qué confianza y abandono el de María en las manos de Dios! Ella no espera  entender… se fía y  ya está  y sólo porque ama. 
 Se abandona con la sencillez de los niños y confía plenamente en Dios.
Señor; En su momento, María supo decir «sí» , y esa respuesta supuso la presencia de Dios en nuestro  mundo, en cada persona.
 Hoy Dios, al igual que María, también nos pides que te digamos «sí». No  ocurrirán cosas tan increíbles como las que sucedieron hace dos mil años, pero nuestra vida cambiará y,  al igual que María, haremos posible que Dios entre en la vida de muchas personas.

Señor, dame un corazón enamorado como el corazón de María;
 Un corazón generoso como el corazón de María;
 Abierto a tu Palabra como el corazón de María.
Que descubra que sólo desde un corazón desprendido y abandonado podré  poner mi confianza  en Ti, como la puso  María, tu Madre.
Haz, Señor, que al igual que para Ella Tú seas para mi, mi única riqueza,
Mi  sustento y alimento; mi bien y mi alegría.
Que como María siempre esté dispuesta  a cumplir tu voluntad, a vivir abandonada  en Ti,
Y  a decirte con los labios, con el corazón  y  con la vida,
¡Aquí estoy… hágase en mi según tu Palabra!
HÁGASE  EN   TÚ PALABRA DE VIDA, HÁGASE  EN MÍ TU VOLUNTAD.
¡Gracias Madre por haber dicho que SI!
                               
                                      ¡ BENDICIONES !
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...