domingo, 27 de mayo de 2012

VEN ESPÍRITU SANTO VEN, TE NECESITAMOS.



¿Quien eres tú, oh gran desconocido?
¿Quien eres tú, Espíritu de Dios, mi Dios?
Estas en mí y me sostienes,
Me envuelves y me penetras,
 alientas en mí y me das vida,
Pero ¿quien eres tú, divina nube?
Estoy empapada en ti, mi rocío,
Estoy perfumada en ti, fuente mía,
Estoy embriagada de ti, mi bodega,
Pero ¿Quién eres tu mar insondable?



Se me escapan los rasgos de tu personalidad
Y eres tú el gran principio personalizador,
El que lanzas el yo hacia el tú,
El que estás creando mi yo
Para que pueda abrirme a ti.
No sé como eres, atmósfera en la que vivo,
Mi aliento vivificante,
Mi energía renovadora.


                                                    
¿Quién eres tú, Espíritu de Dios y mío?
Eres como risa contagiosa y beso delicado,
Como susurro penetrante y canto incontenible,
Como grito poderoso y fuego que transforma.
Y más. Eres amigo y huésped,
Maestro y abogado.
Consolador y guardaespaldas,
Director y Padre.


   Pero ¿quien eres de verdad?
Yo soy comunión,
Yo soy el Espíritu de las cosas;
Yo soy el más adentro y más allá.
Yo soy la quinta esencia del Amor,
La raíz, la flor y el fruto del amor.
Si, yo soy AMOR personalizado,
La Persona-Amor.
Yo soy el AMOR.
                                                                         

                                          Consagración al Espíritu Santo.  
                                                      
  Recibid ¡oh Espíritu Santo!, la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser, que os hago en este día para que os dignéis ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi vida, en cada una de mis acciones, mi Director, mi Luz, mi Guía, mi Fuerza, y todo el amor de mi Corazón.
Yo me abandono sin reservas a vuestras divinas operaciones, y quiero ser siempre dócil a vuestras santas inspiraciones.
¡Oh Santo Espíritu! Dignaos formarme con María y en María, según el modelo de vuestro amado Jesús.
Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. Gloria al Espíritu Santo Santificador. Amén.


 Si quieren hacer la novena al Espíritu Santo, en mis entradas antiguas la pueden encontrar.No importa no haberla hecho antes, todos los días es Pentecostés.Todos los días y en cada acción, debemos invocarlo.
Yo puedo decirles, que no ha habido ningún momento de mi vida que  lo invocara y no me asistiera.
¡Gloria al señor! ¡Dios sea bendito!

                                    
                                                                             

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...