lunes, 29 de octubre de 2012

LA FE DON DE DIOS


   La fe no es fruto del esfuerzo humano, de su razón, sino que es un don de Dios: “¡Dichosos tú, Simón, hijo de Jonás!”, porque eso no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos”. 

Tiene su origen en la iniciativa de Dios, que nos desvela su intimidad y nos invita a participar de su misma vida divina.



La fe no es, pues, una mera herencia cultural, sino una acción continúa de la gracia de Dios que llama y de la libertad humana que puede o no adherirse a esa llamada.
La fe requiere que el hombre se abra a la gracia del Señor, que reconozca que todo es don, todo es gracia.

 Que tesoro se esconde en una pequeña palabra: “¡Gracias!.

¡Señor creo pero aumenta mi fe.!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...