domingo, 27 de abril de 2014

TESTIGOS DE LA MISERICORDIA DE DIOS


 Estamos de fiesta queridos amigos. Hoy nuestra querida y  Madre iglesia en la persona  del santo padre Francisco, ha declarado santos a San Juan XXIII y San Juan Pablo II. Ellos en sus vidas, tuvieron el valor de mirar las heridas de Jesús, de tocar sus manos llagadas y su costado traspasado.

 No se avergonzaron de la carne de Cristo, no se escandalizaron de él, de su cruz: no se avergonzaron de la carne del hermano , porque en cada persona que sufría veían a Jesús. Fueron dos hombres valerosos, llenos de la parresía del Espíritu Santo, y dieron testimonio ante la Iglesia y el mundo de la bondad de Dios, de su misericordia.


Todo listo para la canonización de los dos papas
San  Juan XXlll, el Papa de la docilidad al Espirítu santo.
Un gran modelo de vida ejemplar  para todos, los cristianos, y no cristianos, para todos.

Tiempo de los tres papas

San Juan Pablo ll, el Papa de la familia.
Le amé tanto…era tanto lo que me transmitía…su persona irradiaba santidad, paz.


MUY QUERIDOS DE NUESTROS CORAZÓNES; INTERCEDER POR NOSOTROS.

¡GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS!

11 comentarios:

  1. Qué bueno haber podido ver esta ceremonia Marian! En otros tiempos hubiera llevado años canonizar a estos dos hombres excepcionales, es importante que la Iglesia se acerque a los fieles, acorde con los cambios de velocidad que llevamos, a veces a nuestro pesar, pero la vida pasa tan rápido ahora... Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Y en la tierra paz a los hombres que aman al Señor; glorifiquémosle por siempre y, démosle gracias por estos dos nuevos y grandes Santos.

    Un abrazo y buena semana, amiga

    ResponderEliminar
  3. Oi querida Marian, ótimo post!
    Tenha uma semana maravilhosa e Deus lhe abençoe sempre!

    ResponderEliminar
  4. Mi gratitud por esta entrada, amiga...Nos hace reflexionar sobre la santidad...La santidad debería ser vocación de todo cristiano, pero es muy difícil olvidarse de si mismo para dar a los demás lo mejor...Ellos desde el cielo nos ayudarán y nos impulsarán a seguir adelante en el camino de la superación..
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo, Marian.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. QUERIDA AMIGA: La paz inunda mi corazón cuando llego a tu blog.
    Muchas gracias; Hablar de estos
    dos SANTOS, reconocidos y admirados
    es una gran bendición.
    Sé que ellos nos ayudarán en estos
    momentos difíciles que atraviesa la´
    humanidad. ASÍ SEA.
    Y a ti que Dios te bendiga.
    Mi cariño y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  6. O sol é para as flores o que os sorrisos são para a humanidade.(Joseph Addison)
    Obrigada querida, pela visita carinhosa!
    Queridos e amados São João XXIII e São João Paulo II, rogai por nós !!!!!!!!!!!!!!!
    Um doce abraço, Marie.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por esta entrada.

    Siempre hermoso leerte.

    Un besito.

    ResponderEliminar


  8. Cultivemos el optimismo sobre todas las cosas.
    Al mal tiempo, buena cara. Usando el positivismo en los juicios,
    buen humor en las palabras, alegría siempre presente en el rostro,
    con una sonrisa de felicidad en las pupilas de los ojos…

    ¡Recordando que el corazón siempre permanece joven!

    Un feliz y luminoso día te deseo desde la distancia,
    pero muy cercano desde el corazón.

    Atte.
    María Del Carmen





    ResponderEliminar
  9. Miquerida e inolvidable amiga ...mira no sabes que emoción he sentido al ver los Papas juntos alguno ya Santo como Juan XXIII---
    Y ES QUE ESE sANTO PADRE EL MIO LO ADORABA Y A MI TAN PEQUEÑA ME LO TRASMITIA ...Mi papá estudio para cura y colgo la carrera al enamorarse de mi mamá hija del organista de la Catedral de León y el Seminarista del coro mi mamá cantaba tambien y se enamoraron y de ahi vine años despues yo al mundo a escribir de lleno al amor.
    La vida tiene toda su argumento,yo no soy monja no tuve vocación ,estudie en el convento pero me dustaba mas el mundo de fuera...pero Marian ,soy buena persona.
    besitossssssssssssss
    Marina

    ResponderEliminar
  10. Juan XXIII el Papa de mi infancia, cuya medallita bendecida por él aún me acompaña. Juan Pablo II el Papa de mi juventud y de toda mi vida. Ahora interceden desde los Altares. GLORIA AL SEÑOR. ROGAD POR NOSOTROS. POR NUESTROS PAISES. POR EL MUNDO ENTERO. ALELUYA

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...