domingo, 26 de octubre de 2014

LOS SANTOS VIVEN DEL AMOR DE CRISTO



Como la santidad no es una opción ética, ni un razonamiento existencial, ni un voluntarismo moral, hay algo que es común a todos los santos, y es que todos, sin excepción, vivieron del amor de Cristo y su vida fue una respuesta al amor de Cristo

                                                   

Cristo los amó primero y ellos amaron al saberse amados. Sus vidas cambiaron por completo, se transformaron, se transfiguraron, al descubrir este mayor amor de Cristo y desde entonces y para siempre, nada ansiaban ni buscaban ni deseaban sino poder amar a Cristo.

La santidad encuentra su ser más hondo en el amor de Jesucristo.

“‘No anteponer nada al amor de Cristo'. En esto consiste la santidad, propuesta que vale para todo cristiano y que es una verdadera urgencia pastoral en nuestra época, en la que se siente la necesidad de arraigar la vida y la historia en sólidas referencias espirituales" (Benedicto XVI, Ángelus, 10-julio-2005).



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...